Baterías o acumuladores

Las baterías o acumuladores son la parte central de los sistemas aislados, que constan de tres estadios:

  • Producción o generación
  • Acumulación
  • Distribución

 

Así pues un sistema acumulativo bien dimensionado para consumos y cargas es fundamental para el correcto funcionamiento de la instalación.

Aquí podrás elegir entre un amplia gama de productos:

Baterias monobloc

Baterías monobloc: ácido/plomo, AGM, GEL, niquel/cadmio, Litio, etc.

Tracción EPzS

Baterías Tracción EPzS: ácido/plomo

Estacionarias OPzS/V

Baterías Estacionarias OPzS/V: ácido/plomo, AGM, GEL, etc

Baterías de Ion-Litio

6.600 ciclos de carga, al 80% de profundidad de descarga, sin mantenimiento.

batería ion-litio

Cada vez más, se utilizan sistemas acumulativos con baterías, sobre todo de Litio, debido a su versatilidad, durabilidad, dimensiones y peso, que, con respecto a otros sistemas acumulativos tiene.

 

Las principales aplicaciones de las baterías son:

 

–  Baterías de arranque de motores de explosión.

–  Baterías de tracción mecánica: carretillas, coches, barcos, etc

–  Sistemas aislados de energía, en los que, sin baterías no podrían suministrar electricidad,  durante las 24 horas, los 365 días del año. En este apartado tenemos la más grande variedad de modelos y tecnologías aplicadas a la acumulación

–  Sistemas de emergencia (función SAI), para garantizar el suministro eléctrico.

Baterías para mantenimiento de sistemas operativos autónomos: telefonía móvil, marcapasos, equipos de prospección espacial, etc.

 

Como podemos ver, su uso y aplicaciones es muy variado y necesario; ahora solo cabe esperar que la necesidad de cambiar de modelo energético debido, sobre todo, a la emergencia climática, nos lleve al desarrollo de modelos y materiales de acumulación energética, menos contaminantes, más fiables y duraderos, y sobre todo: sostenibles en todos los aspectos. La bio-tecnología y la nano-tecnología, nos podrían dar más de una sorpresa en este campo.