proteina de la sangre de vaca

Producto gelatinoso de la sangre de vaca potencia la eficiencia de los paneles solares

En unos días donde miramos a la industria cárnica con lupa y que parece asociada a malas noticias, encontramos esta noticia muy positiva que nos hace desde Genpower mirar con otros ojos la carne de vaca. Científicos de la Universidad de Connecticut han descubierto que un producto gelatinoso que se crea a partir de la proteína de la sangre de una vaca y que es uno de los productos de desecho de la industria cárnica potencia la eficiencia de los paneles solares.

La mezcla de esta gelatina proveniente de la carne con la cantidad exacta de tintes no tóxicos, permite ser lo justo para resolver uno de los mayores problemas de los paneles solares: la utilización de una mayor cantidad energía de los rayos solares sin la necesidad de usar metales tóxicos y raros como el cadmio.

Las células fotovoltaicas no son capaces de aprovechar toda la energía solar que impacta en las placas solares. Solamente los fotones con la cantidad exacta de energía son absorbidos por las células fotovoltaicas,  los fotones con poca cantidad son malgastados y este equipo de científicos ha intentado convertir estos en utilizavles. Los estudios han ido orientados a potenciar sus células fotovoltaicas con materiales biogradables como las plantas, en vez de la silicona u otros materiales de gran coste. También utilizaron la “fotosíntesis artificial”, una tecnología solar que usa una matriz de nanopartículas de dióxido de titanio y varios tintes para tomar la luz del sol, tanto como sucede con la clorofila en una planta. Tras un sin fin de pruebas, hayaron la solución en la proteína de la sangre de una vaca, la albúmina de suero bovino. Al mezclar la albúmina de suero bovino con lípidos y tintes, se creó la matriz exacta para que la fotosíntesis artificial funcionara.

Cuando este gel reemplazó a las tradicionales células fotovoltaicas mejoró la absorción de la luz roja a un factor de 2 a 4.

Pretender emplazar dicho gel sobre la célula estándar de silicona y entonces sellarlo con cristal o un polímero para protegerlo de la lluvia e ir trabajando para su comercialización.

Si este grupo de científicos lo consiguen, la mejora de la eficiencia de los paneles solares será un hecho. Además, se conseguirá a través de un material barato y biodegradable. Parece que todo son ventajas, habrá que ver si se convierte en una realidad su utilización en los futuros paneles solares.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies